Reformas Raisan Cantabria es la segunda comunidad más afectada por la paralización de la construcción, según CGATE

Cantabria es la segunda comunidad autónoma más afectada por la paralización del sector de la construcción a partir de este lunes, según una encuesta realizada por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) y analizada por GAD3.

 

Según este órgano, en el 97% de las obras se mantenían activas hasta ahora a pesar de la crisis provocada por el coronavirus en Cantabria, a la que solo supera Navarra, con el 100% de las obras en marcha. La tercera comunidad autónoma más afectada es el País Vasco, con el 87%.

En el otro extremo se encuentran Castilla La Mancha, Canarias y Madrid, donde solo un 48%, un 49% y un 56% de obras, respectivamente, seguían en desarrollo.

 

De media, solo un 34% de obras en España se habían paralizado por la crisis del Covid-19 antes de la decisión del Gobierno de España de paralizar todas las actividades no esenciales a partir de hoy, “lo que situaba a los trabajadores del sector de la construcción en una situación de vulnerabilidad frente a la expansión del virus”, señala el presidente del CGATE, Alfredo Sanz.

 

Así, el colectivo de arquitectos, que valora positivamente la medida tomada por el Ejecutivo, apunta que la paralización del sector de la construcción afectará a un 89% de obras en España, de modo que solo un 11% de las obras que seguían activas tienen un carácter urgente o un interés general.

Los Arquitectos Técnicos, representados por el CGATE, junto a los arquitectos e ingenieros técnicos de obras públicas, a través del CSCAE (Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España) y el CITOP (Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas), habían solicitado al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, el cese temporal de las obras de construcción en España, como así ha decidido finalmente el Gobierno.

 

“Pese a que era posible mantener la actividad protegiendo adecuadamente a los trabajadores que requieran actividades compartidas, la situación generada por la rápida transmisión del COVID-19 ya no garantizaba completamente las condiciones de seguridad y protección de la salud de estos operarios que están a pie de obra. Era casi imposible, como así mantuvimos, que las cuadrillas realizaran algunas de sus tareas a una distancia de seguridad de más de metro y medio”, asegura Sanz.

La encuesta se ha realizado a través de medios telemáticos sobre profesionales colegiados en todo el territorio español, siendo el tamaño de la muestra 457 entrevistas que recogen una información relativa a 2.262 obras en construcción.