Reformas Raisan Primeros pasos para el diseño y reforma de local comercial. RAISAN Cantabria

Ya tenemos local comercial. Ahora, ¿qué pasos tengo que dar para decidir sobre el diseño interior y la reforma de local comercial de mi negocio?

Es decir, desde que me decido a alquilar o comprar un local comercial hasta que abro definitivamente la puerta de mi negocio, ¿quien me puede ayudar? ¿Qué permisos necesito? y muy importante ¿en qué momento debo empezar a gastar dinero y qué pasos puedo dar yo solo y sin coste alguno? Vamos a intentar desarrollar esto de manera clara y de forma cronológica.

 

1. Certificado de Compatibilidad Urbanística

Esto puedes y debes solicitarlo tú mismo en el ayuntamiento correspondiente. Una vez te hayas decidido por un local comercial, ya sea en alquiler o compra, pero antes de firmar nada, ni tan siquiera entregar señal económica de reserva, acércate al ayuntamiento de la localidad en la que se encuentra el local comercial y solicita un Certificado de Compatibilidad Urbanística.

En el Certificado de Compatibilidad Urbanística se garantizará que la actividad que pretendes realizar en tu negocio está permitida en esa ubicación concreta.

Con este documento te evitarás sorpresas tales como que en algunos ayuntamientos no puedes abrir un negocio de hostelería en determinados barrios, o que no están permitidos ciertos negocios sin una altura libre interior determinada en el local (y el tuyo no la cumple), etc. Si esto te ocurriera una vez afrontados ciertos gastos como la mencionada reserva, algún tipo de contrato, anteproyecto… se te quedaría cara de bobo/a.

Si el certificado resulta positivo, entonces ya puedes ponerte manos a la obra. Reserva el local y vamos con lo siguiente.

2. Proyecto de Interiorismo o Arquitectura Interior

Ya tenemos local y tenemos certificado por escrito que podemos abrir nuestro negocio en él. Pues bien, lo primero que necesitamos es alguien que nos diseñe nuestro local comercial, alguien que realice el Proyecto de Arquitectura Interior del local comercial. Aquí sí tengo que recomendarte a alguien, ya sabrás quien ¿no? Pues RAISAN.

En todo caso, seamos nosotros o sea quien sea, asegúrate de que todo el diseño gira en torno a optimizar tu negocio, no a engordar el ego del proyectista.

La idea es concebir la totalidad del volumen estudiando y actuando sobre todos los elementos importantes que puedan influir en la armonía general del conjunto.

3. Proyecto de Actividad

El Proyecto de Actividad, firmado por el profesional competente, es el que se presenta en los organismos oficiales para obtener las licencias oportunas, véase Ayuntamiento y Delegación de Industria.

El Proyecto de Actividad es el documento en el que se refleja un reconocimiento de que el establecimiento, las instalaciones previstas, el diseño y el desarrollo de la actividad se ajustan a la normativa y a las reglamentaciones correspondientes.

4. Licencia de obras

Con el Proyecto de Actividad en la mano es el momento de solicitar cuanto antes la licencia de obras en el ayuntamiento correspondiente. Y digo cuanto antes porque algunos se lo toman con calma, con mucha calma.

5. Dirección de Obra del Diseñador de Interiores

La experiencia nos dice que a parte de elegir un buen estudio de interiorismo, de tener un buen proyecto de arquitectura interior y de contratar una buena constructora para la ejecución, la Dirección de Obra del Diseñador es vital para conseguir un óptimo resultado final.

En la Dirección de Obra, el Diseñador de Interiores controla la calidad de la ejecución y que los materiales y sistemas constructivos empleados por la constructora se correspondan con los descritos en el Proyecto de Arquitectura Interior. De este modo se garantiza que el resultado final sea un fiel reflejo de lo diseñado. Así mismo se proporcionan los detalles constructivos requeridos por los diferentes gremios y se resuelven todos los imprevistos y situaciones de obra que pudieran surgir durante el transcurso de la misma.

Lo que pretendemos expresar con esta norma interna es que nos gusta que en nuestros proyectos esté todo pensado de antemano, que no quede nada al azar. Entre otras cosas para que no haya sorpresas presupuestarias una vez empezada la ejecución, en la que las modificaciones al proyecto deberían ser inexistentes, o en todo caso mínimas. Y para solucionar los pequeños imprevistos está la Dirección de Obra.

En este punto es importante reseñar que aquí nos referimos a la Dirección de Obra del Diseñador de Interiores. Otra cosa diferente es la dirección de obra y las visitas oficiales que tendrá que hacer el “Director de Obra” que, normalmente, es el mismo que firma y realiza el Proyecto de Actividad.

6. Ejecución de la Obra. Proyectos Llave en Mano

Como ya hemos dicho en RAISAN nos ocupamos de todo el proceso, desde que decides abrir un negocio, hasta que te entregamos la llave en mano del mismo.

Tenemos constructora propia y ello nos facilita, te facilita, una coordinación estético-constructiva insuperable. Con un único interlocutor optimizamos tiempos, calidad final, no hay pérdida de información y cómo no, abaratamos costes para el cliente. De entrada, si nuestra constructora ejecuta nuestro proyecto de interiorismo, como es evidente, la Dirección de Obra se solapa, y por tanto no se cobra. El ahorro económico es claro. Pero no lo es menos la extraordinaria fluidez generada por esta única coordinación general.

7. Certificado O.C.A. (Organismo de Control Autorizado)

Es una inspección y certificación, normalmente realizada por consultoras externas, que garantiza que la instalación inicial de baja tensión en local de pública concurrencia se ajusta al Real Decreto 842/2002 “Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión”.

Para entendernos, es un certificado final de la instalación eléctrica que ha de ser entregado en la Delegación de Industria (junto con otros documentos) para poder obtener la licencia de apertura final.

En determinados casos y en función de la actividad o el ayuntamiento, incluso pueden solicitarnos algún otro certificado emitido también por empresas homologadas que validen las condiciones que la ley determine (acústicas, higiénico-sanitarias, etc).

8. Licencia de Actividad o Licencia de Apertura

Con el Certificado de Final de Obra que ha de firmar y entregar el Director de Obra una vez finalizada la misma, y el Certificado de Industria que otorga la Delegación de Industria debemos solicitar en el Ayuntamiento correspondiente la Licencia de Actividad o Licencia de Apertura.

En algunos casos esta licencia se tramita conjuntamente con la Licencia de Obras. Dependiendo también de la actividad, el local comercial, la edificación o el ayuntamiento es posible que debamos presentar otro tipo de documentos en determinadas secciones administrativas como Patrimonio en el caso de edificaciones con algún tipo de protección o Sanidad en el caso de una farmacia por ejemplo.

Y ahora sólo nos queda desearte suerte en tu nueva actividad, aunque si has hecho todo bien, poca necesitarás.